¿Sabes lo que son unas Yumas? Fuiste a la EGB

¿Sabes lo que son unas Yumas? Fuiste a la EGB

‘Yo fui a EGB’ recopila series, películas, comidas y escenas típicas de los 70, 80 y 90. Un viaje al pasado con los mejores momentos de la infancia y la juventud

Jorge Díaz y Javier Ikaz, autores del libro ‘Yo fui a EGB’.

Es posible que a muchos niños de hoy las marcas Fontaneda, Alpino, Simon o Yumas no les suenen de nada. Sin embargo, para otros ya “creciditos” no son solo palabras al azar, sino nombres que marcaron un estilo de vida y que ahora recuerdan con especial cariño.

Ahora, todos los nostálgicos de aquella época pueden rememorar su infancia y juventud con el libro Yo fui a EGBun recopilatorio de recuerdos de los años 70, 80 y 90 que hicieron singular a toda una generación. “Aunque por el título pueda parecer que solo va dirigido a gente que cursó estos estudios (los mayores de 30) es un libro para todos los públicos”, explica a ESTRELLA DIGITAL Jorge Díaz (coautor junto a Javier Ikaz). “Es una forma original de pasar ese conocimiento de padres a hijos”.

La iniciativa comenzó con un grupo en Facebook, que a día de hoy cuenta con casi 700.000 seguidores, y de ahí saltó al resto de las redes sociales y a un blog premiado en diferentes certámenes. “Se formó una comunidad muy grande. Diariamente nos llegaban cientos de mensajes con fotografías y anécdotas”, detalla Díaz, por lo que decidieron seleccionar y publicar todas esas vivencias en papel. El pasado mes de noviembre la obra salió al mercado y ya va por su séptima edición.

El libro no es solo una recopilación de los post publicados. A través de sus diez capítulos, el lector podrá revivir cómo eran las series televisión y películas como El coche fantásticoVerano azul La casa de la praderagrupos de música como Loquillo y los Trogloditas y Alaska y los Pegamoides o esas meriendas al llegar a casa de bocadillos con mantequilla y azúcar, de Nocilla, la leche con galletas o los bollos de Tigretón y La Pantera Rosa. El texto publica imágenes a todo color donde aparecen escenas tan típicas de esa generación como eran rebobinar los casetes con los Bicjugar al Quién es quién o intentar bajar a la vez los cuatro colores de aquellos bolígrafos donde uno no sabía muy bien para qué servía el verde.

Bajo el lema No hay nostalgias como las de antes, Ikaz y Díaz nos invitan a un viaje al pasado con la visión divertida y desenfadada de esas décadas. Precisamente el tono de humor y optimista ha sido la clave de su éxito, con el que han conseguido que sus seguidores se olviden, por unos minutos, de los problemas cotidianos, reactivando anécdotas de aquellos años. “La gente valora que le evadamos por un momento de sus problemas. Por eso, el libro es muy interactivo, hecho entre ellos y nosotros”, aclara el autor. Sin embargo, son muchos los momentos durante estos 30 años que no han recopilado en esta obra, por lo que sus autores no descartan publicar una segunda edición.

¿Es mejor la infancia de antes o la de ahora?

Sin pretenderlo, la obra hace reflexionar si la infancia que vivieron esos niños de la transición es mejor que los de ahora. En opinión de su autor, cada tiempo tiene su momento, ni peor ni mejor. No obstante, con las nuevas tecnologías y el mundo tan globalizado, las cosas han cambiado significativamente. Esta generación de jóvenes ya no viven modas tan homogéneas ni tienen imágenes reconocibles por todos. “Aquella época intentó inculcar los mismos valores y era una fábrica de iconos. Antes había solo dos canales de televisión, muy pocas marcas, no teníamos Internet, por lo que todos los niños repetíamos las mismas modas sin saber que en otros puntos del país hacían lo mismo. Es sorprende”, reconoce Díaz.

Con esa disparidad, ¿podrán estos jóvenes en un futuro crear su Yo fui a EGB propio o no tendrán recuerdos tan homogéneos? “Lo tienen más difícil”, explica Díaz. “A pesar de que han surgido aplicaciones conocidas por todos como Messenger o Spotify, no tienen la misma visión común para todos”.

Fuente: Estrella Digital

Comparte...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+